Pieza metálica con un extremo en forma de L para que pueda engancharse a la correa que sirve de soporte. El otro extremo, roscado y equipado con una tuerca, sujeta la placa de cubierta. Su longitud y su ancho varían en función de las necesidades del tejado.

Se utiliza en la instalación de placas de cubierta en un tejado cuando se tienen como soporte correas de metal. Junto a la tuerca hay una chapa de fijación para que la cubierta esté más sujeta y estable. Además, se acompaña de una goma que da estanqueidad a la instalación e impide que se filtre el agua.

Gancho para cubierta