Es una varilla con uno de sus extremos enroscado sobre sí mismo. Su composición depende del material textil al que acompaña, de modo que es de plástico si se trata de visillos y de acero cincado para cortinas, ya que es más resistente.

Este accesorio de confección sirve como nexo de unión entre el tejido que cubre la ventana y las anillas de la barra o los ganchos del riel. Se engancha en la cinta fruncidora que lleva cosida la cortina o el visillo.

Garfio francés