Es una guía metálica que se presenta en diferentes medidas de grosor y sirve para mantener una línea recta. Se apoya sobre una superficie plana y sobre el material, que puede ser madera o forjado, que se vaya a rellenar de hormigón.

Permite realizar muros de hormigón, que es lo que se conoce con el nombre de encofrado. Se utiliza en pequeños trabajos de encofrado para conseguir que quede a nivel y sin desperfectos.

Gato de encofrar