Es un producto químico compuesto por sosa cáustica y agentes detergentes, como el amoníaco y el hidróxido de óxido. Es disoluble en agua y tarda en actuar una media de 20-30 segundos. 

Se utiliza para eliminar tapones de materia orgánica en las tuberías domésticas del baño o la cocina. Es recomendable utilizar guantes protectores a la hora de manipularlo, ya que contiene componentes corrosivos. 

Gel desatascador