Es un aparato de motor cuya potencia varía en función del modelo. Puede ser monofásico (utilizado para usos comunes por su pequeña potencia), trifásico(genera mayor potencia que los anteriores y no necesita de otros mecanismos para su arranque), de 2 tiempos (el más ruidoso y de menor potencia) o de 4 tiempos (el de mayor potencia). 

Se utiliza para convertir la energía mecánica en energía eléctrica continua. Su uso dura pocas horas y es efectivo donde el suministro es inexistente o insuficiente. Para su funcionamiento, se debe colocar la gasolina y encender el generador. Para conocer qué tipo es el más adecuado, se recomienda sumar las potencias de todos los aparatos eléctricos que van a estar conectados a la vez.

Generador de gasolina