Es una esponja limpiadora compuesta de melamina endurecida por condensación con una estructura microporosa. Se utiliza como un borrador para eliminar manchas resistentes en cualquier tipo de superficie que no esté ni barnizada ni pulida.

Para usarse, se debe mojar con agua, eliminar el exceso y retirar la suciedad aplicando presión, lo que se consigue gracias al mecanismo de abrasión de sus partículas. Se aconseja realizar antes una prueba en una superficie pequeña. No es necesario utilizar detergente.

Goma mágica