Es una cuerda elástica fabricada en PVC. Los extremos se anclan con firmeza en un terminal de plástico mediante un nudo, de modo que se forma un lazo.

Se usa para fijar la cubierta de invierno en las piscinas enterradas. El terminal plástico se introduce en los ollaos u ojales de la cubierta y el lazo rodea el tornillo que está fijado en la piedra de coronación. De esta manera, la cubierta queda extendida y tensa. Además de impedir que el agua se ensucie, evita que animales o niños caigan dentro por accidente.

Goma para cubierta