Son unas grapas metálicas en forma de U fabricadas en acero zincado o de metal galvanizado. Tiene una de las puntas más afiladas y ambas en bisel con el fin de que pueda clavarse mejor. Se usan para fijar las mallas metálicas, entramados de cercas o alambres de espino a un poste de madera. Su colocación es similar a un clavo, mientras se sujeta se fija con la ayuda de un martillo.

Pueden presentarse en diferentes longitudes, de 16mm, 18mm, 25mm y 30mm, de grosores entre 1,6mm, 2mm, 2,5mm y 3mm de diámetro. Se diferencian de las grapas simples en el grosor, la consistencia, la curvatura y el poder de sujeción.

Grampillones