Es una herramienta de mano que es capaz de insertar grapas en diferentes superficies. Es alimentada a partir de una batería o toma de corriente. Es especialmente práctica para todo tipo de tareas de bricolaje ya que no requiere la fuerza de impacto manual. Debido a eso, es útil para tareas repetitivas y duraderas en tiempo como pueden ser montaje de cajas, muebles, tapicería o alfombrado. Para usarla es necesrio acercar la máquina al objeto a grapar y presionar el botón situado en el mango.

La ventaja de este modelo es la continuidad en el trabajo en la tarea a realizar, a diferencia de las manuales, que requieren del impulso de la persona. Hay varios tipos de grapas a utilizar diferenciadas en anchura y profundidad, además hay puntas con cabeza y sin cabeza según las necesidades.

Grapadora eléctrica