Es un conjunto de piedras pequeñas de tamaño comprendido entre 2 y 65 milímetros. Estas fragmentaciones de piedra se pueden encontrar en la naturaleza, formadas, gracias a la erosión natural de la roca.

También pueden ser extraídas de canteras de manera artificial por el hombre. En el caso de que la piedra esté redondeada, ya sea debido a la erosión natural en los lechos de los ríos o a la manipulación humana, ésta grava recibe el nombre de canto rodado.

La piedra sin pulir se llama piedra partida. Las gravas pueden variar de color en función del mineral del que procedan. Puede ser de mármol, cuarzo, cuarcita, arenisca, basalto, piedra volcánica, caliza, granito o dolomita entre otros. Suele ser utilizada en trabajos de construcción y  jardinería para delimitar espacios, retener la humedad o decorar.

Grava