Es una roca compuesta por silicio y otros minerales. Tiene una gran resistencia a los cambios de temperaturas, lo que la convierte en un sustrato muy estable.

Se utiliza en la decoración del jardín. Además de la función ornamental, tiene una estructura rugosa que facilita el drenaje del agua de riego y reduce el consumo de agua por evaporación.

Greda volcánica