Válvula de lavabo de latón con acabado cromado que cuenta con un pulsador necesario para su funcionamiento. Su mantenimiento es muy sencillo, no requiere ningún tipo de producto abrasivo, únicamente agua jabonosa.

Para poder utilizarlo es necesario presionar sobre el pulsador. Contribuye al ahorro de agua ya que, transcurridos unos segundos, el grifo se cierra automáticamente. Se utiliza en lugares públicos dedicados a la hostelería.

Grifo con temporizador