Se trata de una herramienta metálica recubierta de plástico y con forma cilíndrica. Cuenta con 80 mm de diámetro y con sistema de enganche hexagonal con propiedades magnéticas.

Es un accesorio para el taladro que sirve para que los tornillos entren rectos, tanto en metal como en plástico. También se puede usar con fresadoras o sierras.

Funciona introduciéndolo en el taladro y sujetándolo con las mordazas. Se pone en la guía la punta de atornillar que se necesita y el tornillo. Al estar imantado, el tornillo no se cae.

Guía de atornillado