Es un producto a base agua, es transparente y está indicado para aplicarse sobre fachadas o muros de mortero, ladrillo, bloque de hormigón o piedra. Se aplica con rodillo, brocha o pulverizador y, una vez seco, crea una película invisible que evita que el agua y la humedad penetren en la pared.

Favorece el paso del vapor de agua de modo que la pared transpira y se evitan las condensaciones internas. También sirve para prevenir el crecimiento del moho. Una vez seco, no modifica el aspecto original de la fachada.

Hidrofugante