Es un panel de cemento reforzado recomendado para formar tabiques, techos y suelos de zonas húmedas que necesiten buena resistencia al impacto y a la humedad. Es un material que no se deforma ni se agrieta, siendo además transpirable. Por ello se usa especialmente en zonas con alta humedad, como vestuarios o duchas públicas.

Es muy versátil, permitiendo diseños muy variados para conseguir un acabado de alta calidad. Proporciona un buen aislamiento térmico y acústico, además de una buena protección contra el fuego. Se instala mediante un sistema fácil de construcción en seco sobre perfiles metálicos, uniendo las placas mediante tornillos. Puede tener un espesor de 9 o 12 milímetros.

Hidropanel