El estaño es un metal plateado, moldeable, difícil de oxidar y resistente a la corrosión. Cuando se habla de hilo de estaño se refiere comúnmente a hilo en forma de carrete con diferentes aleaciones (mezclas) con otros metales y se emplean como metal de aportación en la soldadura blanda (hecha con llama de menos de 450º).

La aleación más básica es la de estaño plomo. La más utilizada en las instalaciones de la casa es la de estaño plata, empleada en la soldadura de circuitos de tuberías de cobre para agua sanitaria, caliente y fría, y calefacción. Las aleaciones más comunes tienen un porcentaje que oscila entre el 3 % y el 6 u 8 % de plata. En las instalaciones de calefacción se recomiendan las aleaciones de mayor porcentaje de plata.

Los carretes tienen hilo de aleación de estaño plata de diferente diámetro. Normalmente el carrete se vende en gramos, el peso neto del metal, más que en metros de hilo.

Hilo de estaño