Es una pieza dentada de metal, que se fabrica en un solo material o es bimetálica. En el primer caso es menos duradera, mientras que en el segundo es de un metal flexible para evitar que se rompa fácilmente y cuenta con un metal más duro en la zona de los dientes.

Se coloca en un arco de sierra y tiene la función de cortar todo tipo de materiales, como metal, plástico y madera. Los dientes deben ir hacia delante para conseguir un corte óptimo y controlado. La clasificación depende del número de dientes que tenga por pulgada, de modo que a cuantos más tenga, se obtiene un corte más fino, y a menor cantidad, un corte más rápido pero menos preciso.

Hoja de sierra de arco