Es la acción mediante la cual se cubre de hormigón una superficie con el fin de obtener una base sólida sobre la que poder construir o desplazarse. El hormigón, una vez realizada la mezcla, ha de extenderse sobre la superficie antes de que se seque para poder trabajarlo con facilidad.

La mezcla de hormigón se puede realizar de manera manual o mecánica, mediante mezcladores u hormigoneras. De igual modo se puede extender de manera manual mediante paletas y herramientas similares o de manera mecánica mediante rodillos eléctricos.

Hormigonar