Es un espacio adaptado para cultivar pequeños frutales o plantas hortícolas y aromáticas con el fin de utilizarlas para uso doméstico o alimenticio. Suele estar dividido en compartimentos como medida organizativa. 

La principal ventaja con la que cuenta es que sustituye los productos artificiales por otros naturales. No utiliza productos químicos, pesticidas o abonos artificiales. Además, contiene nutrientes básicos como estiércoles, abonos verdes o el compost. 

Huerto ecológico