Es un producto cementoso indicado para evitar que pase la humedad en piscinas, sótanos, fosos de ascensor, terrazas y baños. Puede estar en contacto directo y permanente con el agua, incluso cuando es potable, o estar al aire siempre y cuando, en este caso, el producto no esté expuesto a la luz del sol de forma directa. Se ha de aplicar en dos o más capas utilizando una llana, una brocha o un rodillo.

Algunos tipos de impermeabilizantes grises en polvo son monocomponentes, a los que solo se les añade agua, y otros bicomponentes, que adjuntan una garrafa con líquido específico para hacer el producto más efectivo. Para aplicarlo en zonas con movimiento puede ser necesaria la utilización de armadura de fibra de vidrio para evitar la aparición de grietas.

Impermeabilizante plaste gris en polvo