Actuación realizada sobre un elemento constructivo con el fin de protegerlo contra el agua y la humedad. Consiste en aplicar algún producto, sea sólido o líquido, sobre un elemento para evitar que la humedad o el agua penetren en él o a través de él y lo estropeen. Es necesario que haya buenas prácticas constructivas previas a realizar la impermeabilización.

El proceso debe realizarse desde el ambiente exterior al interior para tener éxito. Los productos empleados dependen de la zona o de la situación que desea tratarse, de modo que hay pinturas, paneles o láminas bituminosas.

Impermeabilizar