Es un elemento semicircular de PVC con un orificio en el centro al que se conectan dos tubos. Se coloca perforando con una corona un orificio del mismo diámetro que el injerto. A continuación, se utiliza un adhesivo para pegar la parte semicircular a la tubería principal, de modo que coincide el agujero producido con el de la pieza que desea unirse.

Se emplea en fontanería para las instalaciones de tuberías de evacuación de aguas residuales. Si se dispone de un conducto de desagüe principal y se necesita conectar a él otros conductos, existe esta pieza para unirlos y así permitir que todas las conexiones desagüen en la tubería principal. Por ejemplo, en un edificio de 4 plantas debe existir una bajante principal, a la que se conectan las instalaciones de desagüe de las viviendas de cada planta. Para unirlas puede instalarse un injerto de seguridad.

Injerto de seguridad