Es la acción de allanar una pared antes de enlucirla (darle la última capa fina de yeso que le proporciona el acabado final). Para ello se utiliza yeso, material con el que es cómodo trabajar gracias a su gran capacidad de cubrición. 

Hay que aplicarlo con la ayuda de una llana metálica, sin ser necesariamente afilada, porque solo se necesita para igualar la superficie. Al trabajar hay que repartir de forma uniforme el yeso por la pared, eliminando huecos e imperfecciones con la llana.

Jaharrar