Es  un cordón de fibra de vidrio trenzada utilizada para sellar el cristal y puertas de las estufas y distintos aparatos de calefacción.

Su longitud y grosor es variable según las necesidades o el tipo de estufa. Al estar elaborado con fibra de vidrio le permite soportar altas temperaturas sin deteriorarse.

Su función es dar estanqueidad al interior de la estufa e impedir que existan fugas por donde salga el humo del interior del aparato. Un junta deteriorada o mal colocada puede provocar un ruido o especie de silbido al absorber la estufa el oxígeno del exterior a través de la junta del cristal.

Se coloca en la unión entre el cristal con el resto de la estufa o en el borde de la puerta por donde se introduce la leña o combustible.

Junta de fibra de vidrio