Es un conjunto de accesorios formado por una piqueta de plástico que se inserta en un depósito y una manguera que la conecta a una boquilla, que se coloca en la pistola de una hidrolimpiadora. Se encarga de lanzar arena húmeda con gran presión sobre una superficie.

Permite transformar una hidrolimpiadora doméstica en una pistola de arenado. Combinada con un abrasivo, como la arena de sílice, se usa para la limpieza de suciedad muy adherida o persistente, ya que funciona como desincrustante. También se utiliza para decapar y retirar pintura suelta u óxido.

Kit de arenado