Es un conjunto de instrumentos pensados para iluminar zonas en las que no se puede acceder con una instalación eléctrica. El equipo está compuesto por varios elementos. El panel fotovoltaico es una placa rellena de células de silicio que actúan como colectores solares. Al calentarse la célula, se libera una descarga que acaba por transformarse en energía eléctrica. También está formado por un controlador de carga. Esta viaja por el cable y pasa por este aparato para regular la intensidad y así evitar sobrecargarla por exceso de amperaje.

Con el inversor de corriente de 12v se consigue convertir el flujo producido por los paneles fotovoltaicos en un voltaje adaptado al funcionamiento de equipos de baja tensión. Para proceder con la instalación de este kit es necesaria una batería, con la que se acumula la carga para ser liberada posteriormente y utilizarla cuando se necesite. Cuantos más vatios produzca, más aparatos pueden ser alimentados y cuanto mayor miliamperaje, mayor duración de uso. Para completar el proceso es indispensable disponer de unas bombillas LED a 12 voltios.

Kit de iluminación solar