Es una base de PVC en forma rectangular o de T. Tiene en su parte posterior una clavija para enchufar a la pared y, en su parte delantera, varios huecos para introducir enchufes. En función del modelo, lleva incorporado un interruptor para el apagado y el encendido, de modo que se evita un cortocircuito. Se usa para conectar varios dispositivos eléctricos en el mismo enchufe.

Existen diferentes tipos en función de los aparatos que se enchufan. El de potencia se usa para pequeños electrodomésticos, mientras que el de aparatos electrónicos tiene una separación entre enchufe y enchufe para evitar dificultades para conectarlos. El que dispone de toma de tierra garantiza la seguridad total y evita percances eléctricos, y el que cuenta con interruptor de desconexión evita que los dispositivos conectados consuman energía.

Ladrón