Ovillos de lana formados por tiras de madera y cera vegetal que se utilizan como combustible para chimeneas y barbacoas, proporcionando ignición de 8 a 10 minutos.

Para su correcta utilización se recomienda, o bien colocar dos ovillos debajo de la leña o entre el carbón y dejarlo quemar antes de agregar más combustible. En el caso de las barbacoas, es necesario dejar que se consuman antes de comenzar a cocinar los alimentos.

Lamas de madera