Es una tela sintética impregnada de asfalto que se usa como impermeabilizante. También es conocida como tela asfáltica y se presenta en rollos de diferentes medidas. Su función es impermeabilizar o aislar los suelos, las terrazas y los balcones.

Para instalarla, la superficie debe ser uniforme, lisa y muy resistente, además de estar bien limpia y seca. No es recomendable ponerla en vertical, en paredes, excepto como si fuera un zócalo de, como mucho, 10 cm. En el caso de emplearse como aislamiento térmico, las placas se colocan a matajuntas, sin superponerse entre sí, y las separaciones entre ellas no deben superar los 0,5 cm.

Lámina bituminosa