Es un aparato que contiene un dispositivo que convierte la energía eléctrica en luz. Va colgado del techo de una estancia interior y a ella se unen uno o varios soportes de luz artificial.

Consta de dos elementos, la lámpara, objeto que genera la luz y la luminaria, y el soporte que contiene a la lámpara.

Aunque el objetivo en todo caso es iluminar una estancia, debe tenerse en cuenta la colocación, ya que el tipo de techo determinará el anclaje necesario y el peso permitido a la lámpara dependiendo de la presencia o no de placa de cartón yeso. Además hay que determinar la luz, dependiendo del uso, se elegirán bombillas de mayor o menor potencia y de diferentes tipos. Pueden ser halógenas, bajo consumo, LED y anclajes (E27, E14, GU10...). El estilo debe ser acorde con la decoración o funcionalidad, la lámpara puede ser moderna, clásica, de diseño o funcional. Se identifica el estilo por los materiales con que está fabricada, su tamaño, ornamentación y distribución.

Lámpara de techo