Es un recipiente ovalado, redondo o cuadrado con varios tamaños en el cual se vierte el agua para el aseo personal. Está fabricado en distintos materiales como pueden ser, loza, porcelana, cristal, piedra.

En su parte central inferior está provisto de una válvula de desagüe, a través de la cual se evacua el agua usada a las cañerías del edificio.

En su parte alta tiene uno o dos grifos conectados a la instalación de agua del edificio para suministrar agua fría y caliente. Además de por su forma y su tamaño, a grandes rasgos puedes encontrar tres tipos de lavabos según su colocación. Los de encastrar son los que se colocan en el hueco de la encimera. Los suspendidos, son los que se cuelgan de la pared con dos tornillos, pueden colocarse con o sin pedestal y los de sobreponer, que se colocan apoyados en el mueble.

Lavabo