Es un electrodoméstico que elimina la suciedad de los utensilios de cocina y menaje mediante una combinación de agua caliente y detergente. El primer lavavajillas data de finales del siglo XIX.

El interior de la máquina hay unas bandejas, normalmente de metal o plástico, situadas sobre carriles deslizantes que facilitan la introducción de los utensilios situados entre soportes verticales. Esto permite que el agua y jabón lleguen a las superficies más difíciles. En su interior hay un filtro o trituradora que evita que los residuos lleguen al desagüe.

Existen distintos modelos de lavavajillas, siendo la primera clasificación a tener en cuenta el tipo de uso, industrial o para el hogar, seguido del tipo de ancho, estándar o compacto, por sus características físicas externas, ya que puede ser paneable  o con carcasa. También se pueden clasificar por su eficiencia energética,  número de programas o capacidad.

Lavavajillas