Es un producto líquido con aditivos que se utiliza como sustituto del agua en el amasado de morteros para las juntas de las piezas cerámicas. La porosidad en las juntas del azulejo se verá reducida, por lo que la absorción de agua será menor. Esto puede ser necesario cuando la superficie donde se coloca la cerámica es madera o en zonas que necesiten un lavado frecuente como cuartos de baños o gimnasios.

Se obtiene una mejor adherencia del mortero de juntas a las piezas cerámicas. Está indicado para zonas de trafico peatonal intenso ya que aporta una mayor resistencia mecánica. Su dosificación variará en función de lo fino que sea el polvo con el que se vaya a hacer la mezcla.

Lechada de juntas cementosas