Producto líquido compuesto de lanolina que viene en un envase de plástico que contiene un aplicador con pistola. Se usa para limpiar, nutrir y proteger la piel de sofás, asientos de coche, marroquinería y cualquier objeto de cuero; a excepción del ante o nubuck. 

Para emplearlo, se pulveriza directamente y se frota con un paño que no suelte pelusa. Hay que dejar secar para después sacar lustro con una gamuza o un cepillo de cerdas suaves. Entre sus propiedades, aporta elasticidad y protege contra la sequedad.

Leche de tratamiento para piel y cuero