Es una herramienta para compresor de aire, fabricada en metal y con remates plásticos o de goma. Consiste en un plato de 125 o 150 mm de diámetro, provisto de un velcro en su parte inferior en el que se sujeta una lija. El disco gira gracias a un rotor que se mueve por la acción del aire que le suministra el compresor. Dispone de un apoyo para la mano y un gatillo que, al ser presionado, provoca la rotación.

Se emplea para alisar o pulir superficies metálicas o de madera, como carrocerías de coche o muebles. Para su utilización, debe colocarse la lija adecuada en función del desgaste que se desee y accionarse la máquina. Debe apoyarse en la superficie de trabajo, describiendo pequeños círculos.

Lijadora neumática