Herramienta manual compuesta por una barra acabada en punta con textura rugosa y un mango.

Se utiliza para conseguir el desgaste de superficies irregulares o cortantes, y obtener así cantos pulidos y suaves al tacto.

Hay varios tipos de limas según el material a tratar, y en el caso de baldosas se utiliza la de grano grueso para trabajos con acabados bastos, y la de grano fino para trabajos de cierta precisión.

Lima para baldosas