Es un producto que sirve para eliminar los restos de todos los tipos de espumas de poliuretano o expansivas, en particular la húmeda. Se puede aplicar sobre cualquier superficie y material y a una temperatura de entre 5º y 20ºC.

Debe emplearse nada más terminar el uso de la espuma para higienizar tanto las cánulas como las pistolas de espuma expansiva. También sirve para quitar alguna mancha que haya surgido durante el trabajo. Su aplicador permite utilizarlo en modo manual o en pistolas expansivas.

Limpiador de espuma