Es un producto en forma de espuma en envase de aerosol o líquido, que tiene componentes como hidróxido de sodio, butano, monoetanolamina o éter monobutilico de dietilenglicol. Se recomienda el uso de guantes, mascarilla y gafas para su utilización. Debe mantenerse lejos del alcance de los niños.

Sirve para desincrustar la grasa quemada que se genera en el interior del horno. Para su uso, se recomienda seguir las instrucciones del fabricante. Con las bandejas fuera, debe pulverizarse en el interior del aparato a 30 cm de distancia, con cuidado de no introducirlo en los conductos de ventilación. Se deja reposar con la puerta cerrada y, tras un tiempo, se retiran los restos y se limpia con detergente.

Limpiador de horno