Es un líquido espeso y ligeramente abrasivo que contiene agentes penetrantes cuya utilidad es eliminar las manchas del metal.

Este producto devuelve el brillo inicial del metal y lo protege contra el deslustrado. Para aplicarlo, se debe frotar con suavidad con un paño suave para, a continuación, aclararlo con agua y secarlo.

Limpiador de metales