Es un líquido sin amoniaco para la eliminación de la suciedad en la plata. Es un producto que retrasa la oxidación y realza el brillo natural de ese metal si está ennegrecido. También se emplea para el mantenimiento de los muebles de plata o de acero inoxidable de la cocina.

Es necesario agitar antes del uso, empapar una esponja no abrasiva y frotar con cuidado la superficie. Después de dos minutos, hay que aclarar con una esponja húmeda, secar y dar brillo con un paño suave y limpio. Es importante limpiar el cuello de la botella después del uso.

Limpiador de plata