También nombrada como llave de escuadra es una llave utilizada generalmente para la conexión de los grifos de fregaderos, lavabos, inodoros, lavavajillas, lavadoras y termos o acumuladores eléctricos. La conexión a todos estos aparatos se hace mediante latiguillos.

La llave tiene una parte roscada macho que se introduce con sellador anaeróbico o teflón a la toma de agua fría o caliente de una instalación. Formando escuadra tiene otra boca a la que se enrosca a su vez una parte del latiguillo por el que discurrirá el agua hasta los grifos de los sanitarios o a los electrodomésticos. El corte del agua se hace girando una manilla.
Las llaves llevan siempre dos medidas, en pulgadas: una es la medida de la boca de entrada y la otra, la de la salida de agua.

Llave de corte