Es una herramienta que consiste en un tubo metálico hueco. En un extremo presenta un mango articulado que facilita el giro y en el otro se colocan distintos cabezales que corresponden a las medidas más comunes de tuerca, desde 8 milímetros hasta 14.

Se emplea en fontanería y está indicada para el montaje y desmontaje de grifería monomando. Se coloca el cabezal que corresponde a la tuerca del grifo, se pasa la varilla roscada por el interior de la herramienta y se aprieta. 

Llave de lavabo