Es una herramienta que consiste en dos piezas metálicas unidas por un eje sobre el que pivotan. Tiene empuñaduras forradas en goma para que el agarre sea más ergonómico. La parte de apriete también está protegida en goma para evitar daños en la pieza que desea sujetarse.

Se emplea en fontanería y está indicada para el apriete de tuberías. Para utilizarla, se sujeta la pieza y se gira mediante la empuñadura. Al apretar estos mangos, aumenta el agarre en el otro extremo, que es el indicado para sujetar tubos.

Llave de sifón