Es la acción mediante la cual se determina el lugar concreto de una avería para su posterior reparación o, si fuera necesario, la sustitución de la pieza afectada.

La localización se lleva a cabo a simple vista, con cámaras y detectores o con una cata en la pared, que consiste en picar pequeñas ventanas para descubrir lo que hay detrás.

Localizar