Es un producto derivado de la silicona que se presenta en formato espray. Para aplicarlo, debe rociarse sobre la superficie y dejar actuar. Si se emplea para limpieza, puede frotarse con una bayeta de microfibra para retirar los restos.

Engrasa y protege sin dañar metales, gomas, madera o plásticos. Se utiliza para sistemas eléctricos y electrónicos, máquinas expendedoras, desmoldeo, sistemas de ignición, cajas de fusibles, equipos de proceso y manipulación alimentaria.

Lubricante de silicona