Es la acción de suministrar un líquido penetrante a un determinado objeto con la intención de hacerlo más deslizante y disminuir su rozamiento. Con esto, también se consigue limpiar la suciedad producida en su interior y prolongar el mantenimiento.

La lubricación sirve para aflojar mecanismos que han quedado bloqueados. Además, favorece que sea más fluido el movimiento de elementos como cerraduras, tuercas, mecanismos de deslizamiento, cadenas o ejes.

Lubricar