Es un recipiente sin agujeros de desagüe, dividido por una plataforma de PVC que deja un espacio hueco para el agua. Tiene cosidos cordones, fibras permeables o trozos de tela que están parcialmente sumergidos, de modo que crean un efecto mecha y transmiten la humedad a las raíces. La plataforma incorpora dos tubos hasta la superficie, uno para añadir agua y otro con una varilla de plástico usada como indicador. Esta va unida a una boya que comunica con la zona de contención de agua, haciendo que flote y marque el nivel.

Se utiliza para mantener la humedad óptima de las plantas, con la ventaja de no tener que verter agua con tanta frecuencia como en una maceta con drenaje convencional. Mantiene la hidratación entre 10 y 12 días, según la temperatura ambiental y la capacidad. Este sistema puede estar incorporado u obtenerse por separado si las medidas son compatibles.

Maceta de autorriego