Es un recipiente de barro, que puede estar esmaltado o no. Tiene forma cuadrada, rectangular u ovalada. De poca profundidad, incluye un orificio de drenaje y una bandeja de riego. Los diferentes colores y texturas permiten elegir la más adecuada para cada especie vegetal.

Se usa para plantar bonsáis. Dado que estas plantas necesitan tiestos pequeños, se recomienda que el ancho de la maceta no supere las dos terceras partes del árbol, de forma que la copa vegetal sobresalga del tiesto.

Maceta para bonsái