Es una guarnición que se coloca en los peldaños de una escalera o en cualquier tipo de escalón con superficie plana. La parte interior es un ángulo recto para que tenga un correcto enrasado al ser instalado. Por la parte exterior presenta forma recta, curva o decorativa. Se fabrica en materiales como madera, aluminio o PVC y en diferentes acabados.

Sirve como protector del canto de la escalera, que es la parte que más desgaste sufre. También se utiliza como embellecedor. Se coloca por encima del peldaño o al mismo nivel si se deja el espacio adecuado, método con el cual se evitan tropiezos. Para su fijación, puede clavarse, atornillarse, pegarse o, en caso de suelos laminados, emplear un sistema de clic.

Mamperlán