Es una pieza cilíndrica o hexagonal destinada a unir otras dos. Su interior es liso, si el nexo se realiza por medio de presión o soldadura, o roscado. Existen varios tamaños que dependen del grosor de las partes que quieran combinarse.

Se emplea como elemento de unión de dos varillas roscadas o canalizaciones de cable eléctrico, entre otras aplicaciones. Es de uso frecuente en actividades relacionadas con la electricidad, la mecánica o la construcción.

Manguito de acero